Notas de prensa

Noticia completa

Descargar

Grupo ACS participará en el desarrollo de un corredor de infraestructuras de transportes en Texas

Iridium y la norteamericana Zachry son elegidos por el Estado de Texas como socios estratégicos durante 50 años para diseñar, planificar y desarrollar un gran corredor de infraestructuras de unos 1.000 kilómetros de longitud.

26-06-2008
Iridium y la norteamericana Zachry son elegidos por el Estado de Texas como socios estratégicos durante 50 años para diseñar, planificar y desarrollar un gran corredor de infraestructuras de unos 1.000 kilómetros de longitud.

Las inversiones previstas en el proyecto, que contempla la construcción de infraestructuras viarias y de ferrocarril, serán superiores a los 30.000 millones de dólares, 5.000 millones en los siete primeros años.

El I-69/TTC (Trans Texas Corridor) unirá la frontera mexicana con la costa del Golfo de México, Houston y los grandes centros industriales y logísticos de Tejas con el norte del país.

Es el segundo proyecto de concesiones que el Grupo ACS consigue en Norteamérica en siete días, tras la adjudicación la semana pasada de la autopista A-30 en Canadá.


Madrid, 26 de Junio de 2008. ACS Infraestructures Development, la filial norteamericana de Iridium, la empresa promotora de concesiones del Grupo ACS, y la concesionaria tejana Zachry American Infraestructure han ganado el concurso para diseñar, planificar y desarrollar, como socios estratégicos del Departamento de Transportes del Estado de Texas (TxDOT), el corredor de infraestructuras I-69/TTC durante los próximos 50 años.

El I-69/TTC será un gran corredor de infraestructuras viarias y de ferrocarril que a travesará el estado de Texas de Norte a Sur. En concreto, partirá del valle del Río Grande hacia Houston ofreciendo nuevas salidas hacia el centro de la Unión desde los grandes núcleos industriales y logísticos del sur del estado, al tiempo que contará con un ramal hacia hacia el Golfo de México y el puerto de Corpus Christie. La inversión prevista para la totalidad del proyecto se estima en 30.000 millones de dólares, de los cuales 5.000 millones se invertirán los próximos 7 años.

Con esta adjudicación, el Grupo ACS y Zachry, el mayor grupo constructor del Estado de Texas, se convierten en socios estratégicos del Departamento de Transportes de Texas y podrán proponer el desarrollo de proyectos y actuaciones concretas para cuya realización tendrán una opción de negociación preferente y sin concurso público. De hecho, el consorcio ya contempla la renovación de una primera ruta cuya concesión negociará con su socio el Departamento de Transportes de Texas, la US 77, que incluirá la construcción de un conjunto de autopistas en régimen de concesión que conectarían con ella y que requerirá una inversión de 2.500 millones de dólares.

El proyecto para el desarrollo del I-69/TTC contempla, en su diseño inicial, la construcción de una red de 1.000 kilómetros de autopistas y carreteras y líneas férreas. Partiendo de esa base, ACS y Zachry elaborarán junto con el Departamento de Transportes de Texas un Plan Director que establecerá las actuaciones consideradas prioritarias y la forma y plazos para su desarrollo.

El consorcio ganador del proyecto, liderado por Iridium y Zachry, y que cuenta con UBS como asesor financiero y con SDG como asesor para la planificación de infraestructuras, también cuenta con la presencia de Dragados, la empresa cabecera del área de Construcción del Grupo ACS, y de SICE, sociedad perteneciente a su área de Servicios Industriales y que cuenta con gran experiencia en la instalación de sistemas de control del tráfico, así como con otras empresas de ingeniería y construcción del Estado de Texas.

El I-69/TTC es uno de los corredores de infraestructuras de transporte de alta prioridad identificados por el Estado de Texas y de los que ya tiene en marcha el primero de ellos. En total, comprenden una red de infraestructuras de cerca de 3.000 kilómetros y unas inversiones de unos 150.000 millones de euros para mejorar las comunicaciones del estado con México, el centro-norte del país y Canadá. Ocho estados de la Unión, incluyendo Texas que es el promotor, están implicados en el proyecto.

Segunda concesión en Norteamérica en una semana

La adjudicación del I-69/TTC representa la consolidación de la presencia del Grupo ACS en Estados Unidos, donde ya tiene una importante presencia en el ámbito de las obras civiles, y es la segunda concesión que logra Iridium en Norteamérica en siete días. La pasada semana la promotora de concesiones del Grupo ACS logró del Estado de Quebec, junto con Acciona, el proyecto para financiar, construir y explotar durante 35 años la autopista A-30 en Canadá, un proyecto con una inversión de 1.000 millones de euros que requerirá la realización de importantes obras civiles para unir el sur de Montreal con la frontera norteamericana. La A-30 también es la primera concesión que logra Iridium en Canadá.
Grupo ACS continúa así su proceso de expansión en Norteamérica, un mercado que ha definido como estratégico. A través de Dragados, la empresa cabecera de su área de Construcción, ya está presente en Estados Unidos en la actividad de obra civil desde 2005, cuando se adjudicó la primera ampliación del Metro de Nueva York, un gran proyecto de ingeniería para unir la Grand Central Station de Manhattan con el barrio de Queens por debajo del Río Hudson por valor de más de 400 millones de dólares. Posteriormente Dragados se hizo con nuevos trabajos en el noreste del país para la mejora de carreteras, presas y metro, y en los últimos meses ha ganado la construcción de una represa en Puerto Rico y el primer contrato para la ampliación del aeropuerto de Miami. En diciembre de 2007 adquirió el 100% de Schiavione, una empresa especializada en la construcción de obras del noreste del país.
Iridium, la sociedad de concesiones del Grupo ACS, es desde hace más de diez años el mayor promotor privado de infraestructuras de transporte en el mundo, con una inversión promovida superior a los 22.000 millones de euros. La empresa de infraestructuras y de equipamiento público participa en la gestión de más de 40 sociedades de estas características que abarcan toda la cadena de valor del negocio concesional.