Notas de prensa

Noticia completa

Descargar

ACS y ACCIONA firman la concesión de la autovía A-30 en Canadá con una inversión de 1.000 millones de euros

La sociedad concesionaria ha cerrado la financiación bancaria para cubrir el 82% de la inversión en un tiempo récord de tres meses

09-10-2008
ACS y ACCIONA han firmado un acuerdo en Canadá con el Ministerio de Transportes de Québec, para diseñar, construir, operar y mantener la autopista A-30 Châteauguay-Vaudreil-Dorion, que se convertirá en un eje importante para las comunicaciones entre Québec y Montreal. La inversión del proyecto es de 1.500 millones de dólares canadienses (unos 1.000 millones de euros) y el plazo de concesión de 35 años.

La sociedad concesionaria –denominada Nouvelle Autoroute 30- participada al 50% por ACCIONA e IRIDIUM (la sociedad de concesiones del grupo ACS), explotará la autopista por un periodo de 35 años. La construcción de la autopista, de 42 kilómetros de longitud y dos carriles por sentido, correrá a cargo de ACCIONA Infraestructuras (42 %), DRAGADOS (42 %) y DJL (16 %). La obra incluye la ejecución de dos puentes -uno de 1.860 metros sobre el río St.Lawrence y otro de 2.550 metros sobre el canal Beauhamois-; pasos superiores e inferiores y un túnel de 72 metros bajo el canal Soulanges.

En tan sólo tres meses, la sociedad concesionaria ha conseguido cerrar la financiación para la ejecución de este proyecto. Así, el 82 por ciento de la inversión total será financiado por entidades bancarias tanto españolas como europeas y norteamericanas. Los bancos participantes han sido: Banesto, BBVA, Caja Madrid, La Caixa, ICO y Royal Bank of Canada (como Primary Mandated Lead Arrangers, and Book runners “PMLAs”), y Banco Espirito Santo, The Bank of Nova Scotia, Dekabank Deutsche Girozentrale, HBOS, Banco Popular, Société Générale y Bayerische Hypo- Und Vereinsbank, como Mandated Lead Arrangers, “MLAs”.

Esta financiación bancaria de 1.100 millones de dólares canadienses se estructura en un préstamo de 810 millones a 30 años y un crédito de 290 millones a 5 años.

Según el Gobierno de Québec, este acuerdo de colaboración público-privada supondrá a la hacienda local un importante ahorro en el desarrollo de la infraestructura, comparado con el coste que alcanzaría si se realizase de modo convencional, y permitirá que se generen 18.900 empleos directos e indirectos durante la duración de la realización de las obras. Asimismo, la A-30 ayudará a que se creen otros cerca de 450 puestos de trabajo adicionales al año en los parques industriales cercanos.