Notas de prensa

Noticia completa

Descargar

El Grupo ACS obtiene una nueva concesión de autopistas en Portugal

idium es seleccionada por el Gobierno luso para construir y operar durante 30 años la autopista del Baixo Alentejo, en el centro del país

17-12-2008
Iridium, la empresa de concesiones del Grupo ACS, ha sido seleccionada por el gobierno portugués para construir y operar la nueva autopista del Baixo Alentejo, que unirá las poblaciones de Sines y Beja, en el centro del país.

La empresa del Grupo ACS, líder mundial en el sector de concesiones de infraestructuras de transporte, encabeza un consorcio en el que también participan las portuguesas Edifer, Tecnovia y Conduril, Por su parte, Dragados, cabecera del área de Construcción del grupo, liderará la realización de las obras.

La adjudicación de esta concesión, por cuya licitación compitieron los mayores grupos de infraestructuras portugueses y españoles, supondrá para la constructora la realización de 84 nuevos kilómetros de autopista, la duplicación de 43 kilómetros de carretera y la mejora de otros 220 kilómetros de carreteras existentes en la zona, todo ello por valor de 410 millones de euros.

La infraestructura será financiada parcialmente mediante una aportación de capital del Banco Europeo de Inversiones (BEI) de 210 millones de euros y el resto financiación externa, ya asegurada con el “pool” de bancos que acompañaban el consorcio. Los ingresos del proyecto provendrán de pagos por disponibilidad y peajes en sombra.

El Gobierno portugués, a través de la agencia pública de carreteras Estradas de Portugal (EP) tiene en marcha el desarrollo de un plan de autopistas con participación privada por valor de 5.000 millones de euros y a través del cual quiere contar en dos años con 1.300 nuevos kilómetros de carreteras y autopistas en el país repartidos entre diez proyectos de concesiones, de los cuales cuatro ya han sido adjudicados y el resto están en diferentes fases de oferta o licitación.

El área de concesiones del Grupo ACS puso en marcha su primera autopista de peaje en Portugal en 2003, la A-23 o Scut Beira Interior. En la actualidad, Iridium compite por otras concesiones de autopistas en Portugal y es finalista en el concurso para construir el primer tramo de la alta velocidad portuguesa, el que unirá Caia y Poceira, por valor de unos 1.400 millones de euros.

Desde el final del verano, la filial de concesiones se ha adjudicado importantes proyectos de infraestructuras de transporte, como son las autopistas A-30 canadiense junto con Acciona, la I-595 en Florida y la I-69 en Texas, así como el Eje Diagonal en Cataluña. Durante este año el Grupo ACS también ha renovado su liderazgo mundial en el “ranking” del sector de las concesiones de infraestructuras de transporte por número de proyectos obtenidos y desarrollados.