Notas de prensa

Noticia completa

Descargar

ACS construirá y explotará la concesión de la autopista Windsor Essex Parkway en Canadá por una inversión estimada de 1.100 millones de euros

ACS, junto a Acciona y Fluor, han sido elegidos para financiar, diseñar, construir, operar y mantener la autopista de 11 Km que conectará la carretera 401 en Ontario con la frontera entre EE.UU. y Canadá

05-11-2010
Las cantidades no han sido reveladas aún pero el coste original de cliente asciende a 1.100 millones de euros con un periodo de construcción de 44 meses, seguido de 30 años de operación y mantenimiento

Windsor Essex Parkway es un proyecto clave para la provincia de Ontario, cuyo objetivo es dar solución a la creciente demanda de tráfico en uno de los pasos fronterizos, más transitados entre Canadá y EEUU

Es el tercer proyecto de concesiones en Canadá, y el sexto en Norteamérica, que ACS consigue en poco más de 4 años de presencia.


Madrid, 5 de noviembre de 2010. ACS Infrastructure Canada, la filial canadiense de Iridium, empresa promotora de concesiones del grupo ACS, ha sido elegida para desarrollar la financiación, diseño, construcción, operación y mantenimiento de la carretera de Windsor Essex Parkway en Ontario, Canadá. La participación de la empresa en el proyecto es de un tercio; los dos tercios restantes se dividen, en partes iguales, entre la española Acciona y la americana Fluor.

La futura vía será la inversión más importante en autopistas en la historia de la provincia de Ontario y es el resultado del compromiso de los Gobiernos de Canadá y Ontario para mejorar la red de transportes en la zona fronteriza de Windsor.

Además de mejorar la eficiencia y seguridad del tráfico entre Canadá y EE.UU., el proyecto incluye medidas directamente encaminadas a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos de la zona, entre otras, 120 hectáreas de parques y zonas ajardinadas.

Este nuevo tramo de 11 km de autopista, de tres carriles por sentido, circulará en parte en túneles, mejorando de esta manera la calidad del aire al eliminarse los cruces con las vías urbanas de la zona y permitir un flujo continuo del tráfico. Del mismo modo, se reducirán considerablemente las emisiones de ruido y se proveerán nuevas oportunidades de ocio para los habitantes de la zona incluyendo 20 Km de vías de recreo. Se prevé asímismo, la construcción de una vía de servicio paralela al tronco de la autopista, carreteras municipales, enlaces y la dotación de las medidas más modernas de gestión de tráfico.

El proyecto incluye también medidas muy importantes de recuperación del medio ambiente, entre otras, la protección de especies en peligro de extinción y restauración del hábitat natural.

La inversión estimada de 1.100 millones de euros supondrá un gran estimulo para la economía de la zona ya que se espera la creación directa o indirecta de más de 12.000 empleos, en su mayor parte, en la región de Windsor Essex.

El consorcio elegido, formado por ACS, junto con Acciona y Fluor, también cuenta con la participación de las respectivas empresas constructoras de cada grupo. En el caso del Grupo ACS, Dragados, su empresa cabecera del área de construcción.
ACS se ha impuesto a dos consorcios con empresas líderes en el sector en Norteamérica. El primer grupo compuesto por Macquarie y Hochtieff junto con las constructoras Kiewit y Aecon y el segundo, liderado por Bilfinger Berger y HSBC junto con las constructoras PCL y Walsh.


El éxito de ACS en el mercado Norteamericano de concesiones

La elección para el desarrollo del proyecto de Windsor Essex Parkway es un paso más en la consolidación de la presencia del Grupo ACS en Canadá, después de haber sido adjudicatario, este año, de la autopista de South Fraser en la provincia de British Columbia con una inversión de CAD800 millones y el proyecto de de la A-30 en Quebec, que ya está en su fase de construcción y que conlleva una inversión de CAD1.500 millones.

En poco más de cuatro años de presencia en Norteamérica, la promotora de concesiones del Grupo ACS ha resultado adjudicatario de seis proyectos diferentes: la A-30 en Quebec, la I-69 en Texas, la I-595 en Florida, el puente de Mid-Currrituck en Carolina del Norte, la autopista South Fraser en Bristish Columbia y la autopista de Windsor Essex Parkway en Ontario. Asímismo, la empresa está precalificada en los concursos para la construcción de un edificio de mantenimiento y almacenamiento de los trenes ligeros de la ciudad de Toronto y la autopista I-75 en Georgia.
Grupo ACS continúa así su proceso de expansión en Norteamérica, un mercado que ha definido como estratégico. A través de Dragados, la empresa cabecera de su área de Construcción, ya está presente en Estados Unidos en la actividad de obra civil desde 2005, cuando se adjudicó la primera ampliación del metro de Nueva York, un gran proyecto de ingeniería para unir la Grand Central Station de Manhattan con el barrio de Queens por debajo del Río Hudson por valor de más de 400 millones de dólares. Posteriormente Dragados se hizo con nuevos trabajos en el noreste del país para la mejora de carreteras y presas así como la construcción de una represa en Puerto Rico y el primer contrato para la ampliación del aeropuerto de Miami. En enero de 2006 adquirió el 100% de Schiavione, una empresa especializada en la construcción de obras del noreste del país y en enero 2009, adquirió el 100% de John P. Picone, una constructora del Estado de Nueva York y el 100% de Pulice, el contratista más grande del Estado de Arizona.
Iridium, la sociedad de concesiones del Grupo ACS, es desde hace más de diez años el mayor promotor privado de infraestructuras de transporte en el mundo, con una inversión promovida superior a los 22.000 millones de euros. La empresa de infraestructuras y de equipamiento público participa en la gestión de 60 sociedades de estas características que abarcan toda la cadena de valor del negocio concesional.